Abogamos por la paz, la justicia y la fortaleza institucional en todo el mundo. Por ello, la integridad y la ética guían cada aspecto de nuestro negocio y nos permiten cumplir con nuestra responsabilidad hacia los pacientes.

En Roche América Latina, adherimos a los más altos principios de ética e integridad y siempre mantenemos una conducta abierta y honesta sobre nuestra forma de operar. Nuestro modelo comercial se centra en la creación de valor a largo plazo a través de una cultura de gestión que cumple con estándares reconocidos de gobierno corporativo y una política de comunicación transparente.

 

 

Gobierno corporativo

Nuestros principios de gobierno corporativo se centran en la creación de valor sostenible, la innovación y la transparencia en las comunicaciones. Nuestra junta directiva representa los intereses de todas las partes involucradas y ayuda a guiar a la empresa hacia el éxito con integridad y apoyando a las comunidades de todo el mundo.

El Equipo de Liderazgo de América Latina (LLT) es responsable de la gestión y el gobierno corporativo de la empresa en la región, a fin de garantizar la sostenibilidad del negocio a corto y largo plazo y promover la innovación. Cada país en el que se encuentra Roche América Latina tiene un Comité Ejecutivo, compuesto por el gerente de la filial y ejecutivos que reportan al presidente regional. La función de este comité es garantizar la gestión responsable y el alineamiento organizativo entre la filial de cada país y el Grupo.

 

Compliance

El objetivo principal de Roche es satisfacer las necesidades de pacientes y profesionales de la salud de contar con productos y servicios de alta calidad. Nos tomamos nuestras responsabilidades en serio a fin de lograr altos estándares de ética e integridad empresarial. En Roche, integridad significa hacer las cosas bien desde el principio. Nuestro compromiso incluye el respeto absoluto por los derechos individuales de los pacientes; el cumplimiento de las normas para las relaciones con los pacientes y grupos de pacientes, en el marco del Programa de Apoyo a Pacientes; el mantenimiento de altos estándares éticos y sociales en nuestras actividades comerciales y en nuestro abordaje de la ciencia médica, así como en nuestros esfuerzos por proteger el medio ambiente y comportarnos como buenos ciudadanos corporativos. Estamos comprometidos a evaluar nuestros principios corporativos usando como parámetro las mejores prácticas de la industria, que incluyen la transparencia en la divulgación de información.

El Código de Conducta de Roche abarca los principios corporativos del Grupo, así como los lineamientos, políticas y reglamentaciones que guían la conducta de todo el personal en todas las regiones en las que operamos. Alentamos a nuestros empleados a consultar ante cualquier duda sobre el modo correcto de proceder en los negocios y a reportar casos de posibles problemas de compliance y ética. Además, la empresa mantiene desde 2010 un Código de Conducta para proveedores, que exige el cumplimiento de principios de sostenibilidad específicos: ética, empleo, salud y seguridad, medio ambiente, sistemas de gestión, innovación, sostenibilidad económica y diversidad de proveedores. Nuestra sólida comunidad de compliance en todo el territorio de América Latina nos ha ayudado a implementar 71 mejores prácticas y a establecer una cultura de compliance en toda la región.

 

Gestión de riesgos

Garantizar la seguridad de los pacientes es nuestra prioridad principal. Trabajamos con los organismos de regulación para monitorear los informes de efectos adversos de nuestros medicamentos y mantenemos comunicaciones transparentes acerca de la seguridad de nuestros productos. Según nuestros datos, los indicadores clave de desempeño en salud y seguridad se mantienen sólidos.

Para gestionar el riesgo en toda nuestra cadena de abastecimiento, realizamos evaluaciones y controles regulares de nuestros proveedores para garantizar que se aplique un proceso adecuado de diligencia debida a todos nuestros socios. En 2016 y 2017, realizamos más de 85 auditorías a nuestros proveedores en toda la región. En 2017, presentamos el proyecto "Mitigación de las Prácticas Corruptas de Terceros en América Latina", orientado a fortalecer nuestros procedimientos de gestión de riesgo para asegurarnos su adhesión a las leyes anticorrupción específicas que entraron en vigencia en varios países de América Latina. El proyecto fue seleccionado como finalista en la edición 2017 de los World Procurement Awards en la categoría de mitigación de riesgos.

Según el Barómetro Global de la Corrupción 2017 en América Latina y el Caribe, de la organización Transparencia Internacional, los servicios de salud y educación son los más afectados por la entrega de sobornos. A pesar del impulso que han ganado las leyes anticorrupción y la insistencia de los gobiernos para que las empresas establezcan programas de compliance y procesos sólidos de diligencia debida para reducir los riesgos, las relaciones complejas en la industria de salud la hacen vulnerable a la corrupción. Trabajar en una compañía como Roche implica interactuar con miles de partes externas, solamente en América Latina. Nuestro compromiso con los más altos estándares de calidad no es suficiente. Tenemos una responsabilidad que va más allá de nuestras fronteras como empresa: debemos educar a nuestros socios externos y supervisar su forma de trabajo y estándares éticos. Queremos que comprendan que son una parte importante e integral de nuestras propias responsabilidades y un factor fundamental para cumplir con éxito nuestra tarea de ayudar a los pacientes en todo el mundo. La función de Abastecimiento es responsable de todas las relaciones con los proveedores de materiales y servicios, lo que nos coloca en la posición ideal para supervisar el trabajo con todas las partes externas. Por lo tanto, hemos establecido una extensa iniciativa orientada a la gestión de riesgos con las partes externas y hemos desarrollado procesos y pautas para garantizar un alto nivel de sostenibilidad y estándares éticos con nuestros socios comerciales externos. Este programa se ha adoptado en otras regiones y es parte de nuestro abordaje estándar a la gestión de proveedores en las regiones comerciales de la empresa. Me enorgullece trabajar para Roche porque tenemos valores muy sólidos, un sentido de comunidad arraigado, y un compromiso genuino con la sostenibilidad integral, el cumplimiento y el gobierno corporativo. Todo ello me da una gran confianza y la certeza de que estamos haciendo bien las cosas.